Seleccionado:

Convertiré a los Niños en Asesinos

12,00

Agotado

Convertiré a los Niños en Asesinos

Escrito por

Convertiré a los Niños en Asesinos

Sinopsis:
En noviembre de 1975, David Richard Berkowitz se encerró en su pequeño piso de Yonkers. Cubrió las ventanas con sábanas e inició una extraña vida ascética. Enseguida empezó a escribir mensajes en las paredes, dictados por los que él creía demonios: «En este agujero vive el Rey Malvado» o «Convertiré a los niños en asesinos», entre otros. Tras dos meses de reclusión, emergió transformado en el Hijo de Sam, uno de los asesinos en serie más ilustres de los últimos tiempos. En cierto modo, el escritor también actúa siguiendo las órdenes de sus particulares demonios; por fortuna, los productos de su arte gozan de una mayor aceptación social que los del asesino. ¿O tal vez no? Convertiré a los niños en asesinos recoge un puñado de relatos que coquetean con ciertos géneros que hace mucho tiempo dejaron de ser considerados menores: el género negro, el fantástico, el terror El lector encontrará en ellos asesinos y víctimas, figuras a veces indiscernibles de las del propio narrador.
Group 73

Información adicional

Autor/a

Editorial

Número de páginas

200

Dimensiones

130×195

ISBN

978-84-15271-85-7

Envía este libro a un amigo

WhatsApp
Email

Comparte este libro en..

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Busca el libro que quieres

Si no encuentras el libro que buscas o está agotado, rellena este formulario con todos los datos que conozcas sobre dicho libro, y nosotros haremos todo lo posible por conseguírtelo

Te puede interesar..

Novedades en nuestro Blog

mujeres silenciadas
Blog
Venir a cuento

Ahogar las canciones: mujeres silenciadas, mujeres olvidadas.

El feminismo global trata de conciliar este mundo globalizado capitalista en el que vivimos con una infinidad de particularidades culturales pero siempre centrándose en el objetivo de defender los derechos de las mujeres y de evitar que los procesos ligados a dicha globalización menoscaben aún más esos derechos ya precarios.
Tres ejemplos de mujeres invisibilizadas y el trabajo de Somaia Ramish.

Leer más »

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

×
×

Carrito